Gente 1: Germán  

Posteado por mi, o sea: ☀Pau☀

Germán me desconcierta. Es tan buen tipo, tan querible y tan encantador que no debiera ponerme acá a hablar de él. Es un tipo por sobre todas sus características se destaca por ser auténtico, directo, te dice las cosas sin rodeos, te puede apretujar con un abrazo porque le salió de adentro como puede taparte a insultos si le devolvés el iPod sin batería.

Y aunque no disimula que el amor de sus hijitos lo emociona hasta la más humillante catarata de lágrimas, Germán es por sobre todas las cosas un recio. El tipo no tiene problema de hacerle frente a sus jefes y cuando habla con miembros del directorio de la compañía donde trabaja, intercala malas palabras. Pero no de campechano ni de amigable, lo hace porque no conoce sinónimos menos vulgares.

El tipo no puede hablar de suicidios, dice que "fulano se limpió". No puede decir que algo es un disparate, dice "cualquier verdura", ignora la existencia de otras voces que reemplacen la palabra "garchar" cuando en un grupo que va adquiriendo confianza comenta alguna escena hot de una película.

Lógicamente cuando en un grupo hay gente de distintas nacionalidades, uno trata de no hablar en castellano para que los que no entienden no se sientan excluídos. Ese no es un problema para Germán, el loco jamás va a dominar el idioma inglés aunque ya lleva 15 años viviendo en Miami y sus hijos no hablen muy bien el castellano. Pero como es simpático, si hay un coreano o un neoyorkino en la reunión, el tipo se muestra dispuesto a apagar la música de Pappo y ofrece gentilmente: "aijá Pinflói chu" obligando a los contertulios no hispanoparlantes a interpretar esa suelta de guturalidades como un "I have Pink Floyd too" y como nadie se puede negar a aceptar una tira de asado jugosita ofrecida con una sonrisa de oreja a oreja, aceptan aunque hubiera ofrecido un disco de Iván Rebroff.

Esa es otra, nunca voy a entender qué hace Germán fuera de su barrio de origen si todo lo que hace es tratar de representar sus viejos pagos acá. El loco viaja 45 minutos los domingos a la mañana para llegar a una panadería argentina y llevar a la casa medialunas para el mate. Después viaja otra horita para llegar a una carnicería donde conseguir cortes argentinos y ya sabe que ahí la carne es buena y tienen buenos precios. Pero como es generoso los asados los hace para 40 personas sin importar si las conoce o no, si te invita no podés ir sola y tenés que ir con una amiga, novio, tía, abuelos, sobrinitos o vecinos. No se puede rechazar la invitación porque indaga los motivos, no es discreto y si estás enferma tenés que explicarle mucho, si estabas con visitas tenés que llevarlas a su asado y si no tenés ganas confesáselo porque su onda es la honestidad brutal, pero no esperes que no te putee.

Así es que vas a sus asados y te encontrás rodeada de 20 desconocidos, 10 conocidos que no te los hubieras imaginado jamás compartiendo un domingo al aire libre y, por supuesto toda tu gente. Entre toda esa gente hay personas de distintos países (eso es lo más natural acá en el sur de la Florida) pero acá viene la argentinidad de Germán de querer lucirse con la mejor carne mejor asada, con el mejor vino y hasta la mejor mayonesa de la galaxia. Si un chileno viene con su frasquito de pebre para convidar, ese frasquito se lo da a Germán o a su esposa y jamás llega a la mesa. Si un "tico" (costarricence) trae pico de gallo no se entera nadie y si en la mesa algún venezolano, salvadoreño, español, polaco o correntino ofrece una ensalada de nacionalidad neutral (papas con mayonesa y huevo duro, arroz con atún, fideítos fríos con mayonesa, etc.) en algún momento esa ofrenda desaparece sin haber sido tocada y el espacio de la mesa en que se apoyaba da paso a una criolla combinación de lechuga, tomate, cebolla, aceite y vinagre.

Ojalá que te guste el chimichurri porque lo vas a comer, punto. No vengas con que sos celíaco o defensora de los derechos del perejil porque tu choripán va a tener una capa verde y jugosa del orgullo de su madre. Sí señor, se hace traer de Argentina el chimichurri casero de su mamá porque ni su esposa ni ningún otro habitante del planeta puede hacer un chimichurri digno de un asado de Germán.
Presentado así suena odioso, y lo es. Pero el loco tiene una onda que te rechaza y no te cae del todo mal. Cuando te dice "vení probá ésto" ya te puso medio kilo de vacío en el plato, ya estás tomando fernet con soda o, por supuesto: vino argentino. Me encanta el vino argentino, pero tener un italiano sentado a 2 metros, un español a medio, un francés a 3 y saber que toman un excelente malbec sólo porque sus botellas fueron rechazadas, da un poco de vergüenza ajena.

Medio absurdo meterme en detalles como que habla a los gritos, come chicle con la boca abierta, canta tangos y rock (argentino solamente, no conoce a Maná ni a los Hombre G) pero canta con tonito de hinchada de fútbol, se viste con camisetas de la selección argentina y toma el café haciendo ruido (como el típico ruidito de sorber la sopa pero termina con un aaaaaaaaaah! de paladeo).

Germán es un chancho.

Ahora, si mal no recuerdo, comencé hablando de él diciendo que me desconcierta. En ese tono en que se suele hablar para mostrar erudición sobre motores y fixtures, con voz fuerte, tragándose las eses e interrumpiendo, el señor Germán habla con conocimiento y sin desatino de arquitectura gótica, estructura social de occidente en choque con sociedades orientales e islámicas, cine europeo, García Lorca, impresionismo, surrealismo, Gaudí, Dalí, Buñuel, economía, negocios, software y líneas de colectivo de Capital Federal y el Gran Buenos Aires.

Y me desconcierta. Si un día me animo, sabiendo que profesa la honestidad brutal y tratando de imitarle su onda para decir las cosas, lo voy a tener que encarar y decirle:


Germán querido, una de dos: O te decidís por ser un grasa consumado que sólo habla de motores y cuelga posters de minas pelotas o refinás tus modales y te comportás a la altura de tus putos conocimientos que no puedo entender de dónde cuernos los sacaste si jamás en tu vida agarraste un libro o aprobaste una sola materia del secundario.

This entry was posted on lunes, junio 22, 2009 . You can leave a response and follow any responses to this entry through the Suscribirse a: Comentarios de la entrada (Atom) .

24 millones de cosas me dijeron!!!

Todos tenemos un German pululando entre nuestras amistades Srita, es el tipico macho cabrio argento con momentos de arrojo hacia el sentimentalismo -q duran eso, momentos-.

Yo aca veo que amen de lo expuesto, y del desconcierto, se nota que ud lo quiere mucho, nadie escribe un post de 12 parrafos porq si.

Cada uno es como es, lo acepta o no, eso si -ya que sabe que practica la honestidad bruta- preguntele a la brevedad de donde mamó tanto conocimiento, quizas tenga muchas historias para contar, y muchos mas asados que las acompañen.

Lindo texto Pau -y si, soy una pelotuda sentimental- jajaja!

A mi no me suena odioso para nada, al contrario. Será que estoy rodeada de gente así, o no sé, pero al contrario, me suena bastante simpático. Es más, suelen ser las personas más divertidas y apasionantes del mundo, ¿o no? Besos.

Lo que me asusta de este post es que se titula Gente 1: esto quiere decir que vendrán más posts similares?
Germán leyó esto? Alguna puteada te habrás comido seguramente.
Besos!!

Yo recuerdo a un tipo - me perdonarás que acuda al socorrido "yo también conozco a uno que...", pero es que me ha venido a la cabeza de manera inmediata- que probablemente es la mayor mezcla de zafiedad, grosería verbal y bonhomía personal del mundo, mucha gente no lo soporta, pero casi nadie sabe que es un organista exquisito y casi autodidacta, que una vez, hace cosa de veinte años, arrancó las lágrimas varias docenas de asistentes a una boda interpretando a Bach. O que en otra ocasión se fue a tocarle a un anciano moribundo sus piezas favoritas, con su órgano eléctrico recién adquirido, para que muriera medianamente feliz. El anciano era un vecino de los padres de un amigo suyo, él no lo conocía de nada y tuvo que hacer casi 1000 km para regalar un par de horas al anciano, tocando hasta que falleció.

La argentinidad al palo (8)!!!

Será eso lo que te gusta??? Mezcla de macho argentino e intelectual sentimentaloide...

No se, mejor no le digas nada, es un personaje raro, pero entrañable, según lo describiste. Saludos.

A mi me gustan esos Germanes amistosos, auténticos, originales (y originarios también).
Quedan tan pocos de esos Germanes que cada vez que me topo con uno de ellos busco la forma de simbiotizarme, aunque sea vía intercambio mailístico.
Me encanta ese tipo de gente que goza la vida sin miedo, sin temor al ridículo y sin escatimar.
Me encanta esa gente que irradia una alegría de vivir suculenta y desea compartirla.
Me encanta esa gente que se vuelve exótica de tan rústica, y sorprendente de tan inoportuna que es a veces.
Aguante Germán.

☀ Andre:
Ha dado usted en la tecla: al señor Germán le guardo un aprecio muy especial. Es el esposo de una gran amiga y el padre de mi ahijadito. Las veces que he intentado dar con el origen de su conocimiento me ha dedicado sonrisas fanfarronas y una sarta de boludeces impresionantes.

☀ Marce:
Germán es un amor, mide casi dos metros, pesa el doble de lo que indica la tablita de relación altura-peso-masa muscular y te aseguro que el 90% de esa estructura es corazón. Ahora, que los venezolanos se vuelvan a su casa sin que nadie haya podido probar sus arepas, lo podemos ocultar con mucha onda pero es un desaire.

☀ Sebas:
Germán me putea siempre, porque no cené fuerte, porque no le di beso, porque no le mandé saludos, porque no miré 300 veces su álbum de casamiento y desde hoy porque lo expuse con su consentimiento que ya me debe haber quitado.
(Y preparate, pienso seguir hablando de la gente que me llama la atención).

☀ Jove:
Ahí está lo que decía Andreita: todos tenemos un Germán pululando por nuestras vidas.

☀ Tomi:
Como amigo me encanta, ya sea para divertirnos, para lamentarnos o para aprender, escucharlo al caballero llena el ambiente. Para pareja me gustaría un chiquitín más de delicadeza (no te digo un bailarín clásico, pero menos bolonqui y menos escarbadientes)

☀ Viole:
Me sorprendés. Hacés una descripción exacta de Germán que pareciera que lo conocés mejor que yo. Cuando pensaba en el post, en mi cabeza se me ocurrieron adjetivos que después se me perdieron y me quedó lo que leíste, pero en mi cabeza estaba eso: goza la vida sin temor al ridículo, es rústico y se torna exótico. Viole mandame una foto de tu Germán que creo que hablamos del mismo.

Eso es lo que generan estos muchachos… donde pareciera que se dividen las aguas entre quienes los aman y quienes los odian, ellos se consiguen hacer un asadito y unirlos a todos.

No quisiera perderme de ese personaje,
D.

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

Pau, mis Germanes son: mi madre, mimarido y el chico que reparte la soda en mi barrio...ellos son esa gente con la que te da gusto compartir cada minuto de la vida. besos

...aunque la onda germanística de mimarido sea bastante reciente, debo alentarlo, debo alentarlo. Vamos Juani todavía!

☀ Dany:
Es como vos decís y de pronto en esas reuniones una se encuentra hamacando a un bebé desconocido o pateando una pelota sin haber visto fútbol jamás en la vida.

☀ Viole:
¿Así que rodeada de Germanes? Me imagino que te tienen bien cuidada y ojalá no se te despierten esas chifladuras de comer sushi porque se van a reir en la cara.

carlos  

una personaje raro lo de poner almanaques de minas desnudas bien de gomeria como dice la cancion de serrat cada loco con su tema

De esta especie de hombres hay una gran diversidad puleando por todo el mundo. Digamos que es signo de el "macho" por excelencia. Aunque sean brutotes luego son adorables y achuchables...

besitos guapa

☀ Carlos:
Y como cada loco con su tema, hay que reconocer de esta gente sin doble discurso que nos acepta sin cuestionamientos. Nada más fácil que ser espontáneo.

☀ Casteee:
Así es, ese es el macho primitivo. El que nos pone los pies sobre la tierra de que también somos primitivas aunque la modernidad nos haya sepultado en accesorios.

Jaja, no te digo nada porque seguro ya estás trabajando para amoldarlo :P ;)

Tomi::
Sin autocensura muchacho, relájese, distiéndase, exprésesesese.

martin  

que divertido debe ser ese muchacho loco!
(asi te gusta mas??)

Hola Pau
Me pregunto si Germán navega por internet y lee blogs,jaja
Si llega a encontrar este se va a enojar muchoooo hoy...

Muchos besitos y que tengas un lindo día :)

Marcela

Marce:
Enojarse por este post?? La verdad que lo que escribí ya lo sabe, pero todo lo que se diga por escrito pasa por al lado de él sin que se entere.
Besitos para vos también

¡Aguanten los Germanes! Lo que contaste me hizo acordar un montón a mis abuelos: a duras penas hicieron los primeros grados de la escuela primaria porque tuvieron que salir a laburar de pibes, pero quién sabe dónde, aprendieron un montón de cosas y por ejemplo, hablando de política te discuten con tanto fundamento que dejan avergonzado a cualquier politólogo. ¡Y los asados para 20 mil! Y esa generosidad tan de barrio, de buscar lo mejor para cada uno de sus invitados, de invitar a los amigos de sus amigos de sus amigos... ¿y acaso hay otra forma de comer choripán que no sea bañado en el chimichurri que prepara mi abuela?

Gran Lady:
Así son esos asados. Y en algún momento aunque no te estés muriendo de calor te terminás manguereando entre un par de desconocidos.

Qué se va a hacer: Hay gente que tiene una cultura de puta madre.

Blog Widget by LinkWithin